Argentina y Chile en tránsito :: Día 8, buscando un destino y encontrando un camino

Cuando llegamos a Salta nuestro objetivo era ir a Cafayate pero cuando volvimos de allí nos dimos cuenta que lo realmente memorable había sido el camino que nos llevó hasta nuestro destino.

Bodegas Cafayate

Cafayate es el segundo núcleo de producción de vinos del país y de aquí salen los mejores torrontés de Argentina. Siguiendo con nuestro viaje enológico, que ya había comenzado en Mendoza, nuestra intención era visitar algunas bodegas de la región y volver a dormir a Salta pero como no queríamos alquilar coche y los buses de ruta no nos permitían (por horario) hacer la visita correctamente optamos por apuntarnos a una excursión organizada con la agencia Tastil (a una media de 29€ por persona y excursión). No nos hacía precisamente ilusión tener que ir en un grupo de turista pero no había muchas mas opciones.

Ahora bien: una vez hecha la excursión puedo dar fe que merece mucho la pena pero no por la exigua visita a la BodegaVasija Secreta incluida en el tour o por las horas libres que pasas en la ciudad de Cafayate (que coinciden con el mediodía y todas las bodegas están cerradas por sólo tuvimos tiempo para visitar brevemente la interesante bodega de cultivo ecológico Nanni que se encuentra en el centro de la población) sino por el espectacular recorrido que la carretera proveniente de Salta hace a través de la Quebrada de las Conchas.

Bodega Nanni Cafayate

Siguiendo el curso del río que da nombre a la Quebrada, el camino nos invita a dejarnos atrapar por una sucesión de alucinantes e inesperados paisajes, que reta a nuestra imaginación ¿habría sido capaz ella de imaginarse algo así? Cuesta creerlo.

Quebrada de las Conchas

De aspecto árido, el sol dota a la Quebrada de más tonos de los que se pensarían. El camino nos lleva del blanco salino al rojo bermellón pasando por verdes altaneros y ocres poderosos.

Aunque la belleza de este lugar no sería la misma si no hablásemos de una extensión de más de 25.000 hectáreas en las que sumergirte, sí es cierto que existen distintos puntos del camino que merecen una parada obligada como son la Garganta del Diablo, el Anfiteatro, las Tres cruces, la Yesera y Los Castillos. 

Quebrada de las Conchas, la Garganta del Diablo

Cuando a última hora de la tarde vuelves a Salta, después de muchas horas de autocar, te das cuenta que has descubierto uno de los mejores sitios del viaje por pura casualidad. No pensabas encontrar más que una carretera que te comunicaría con el destino escogido pero, como suele ocurrir casi siempre en los viajes, el camino se ha convertido en el verdadero fin. Y menudo camino fue este…

La Quebrada de las Conchas

 

 

Argentina y Chile en tránsito :: Día 7, amaneciendo en Salta la Linda

Tras 17 horas metidos en un autocar, cuando llegas a Salta a la una y media del mediodía  estás deseando ponerte en movimiento. Y eso hicimos nada más bajar del bus.

Lo primero era dejar las maletas en nuestro alojamiento. En Salta elegimos un hotelito correcto con un personal que era una maravilla: se trataba del Hotel Aldaba (376ARS / 50€ por noche) que se encuentra en la animada zona de La Balcarce.

Calle de Salta

Para llegar al hotel cogimos un bus desde la estación. Se podría decir que según como te traten en un autobús urbano de cualquier lugar del mundo te sirve para hacerte una idea bastante acertada de cómo será la gente de ese lugar; si esto esto así y teniendo en cuenta lo que nos ayudaron los salteños que nos encontramos, nos dimos cuenta rápidamente que la gente del norte de Argentina tenía que ser muy especial.

Salta es una ciudad coqueta, con un centro histórico colonial precioso y alrededor del cual se expande la ciudad.

Catedral de Salta

La Plaza del 9 de julio es el corazón neurálgico de la ciudad: cualquier paseo por Salta pasa una y otra vez por esta concurrida y entretenida plaza en la que se encuentra en sus márgenes algunos de los principales monumentos de la ciudad como son la fotogénica Catedral de Salta, el Cabildo de estilo criollo o el moderno e importante Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM).

En las inmediaciones de la plaza se alza la espectacular Iglesia de San Francisco, inconfundible por sus tonos granas y albero. Merece seguir el camino hasta el Convento de San Bernardo, uno de los edificios más antiguos de la ciudad.

Iglesia de San Francisco (Salta)

Tras ver estos imprescindibles salteños, toca perderse sin rumbo por la ciudad, descubriendo preciosas edificaciones e insólitas callejuelas. A nosotros, además de descubrir nuevos rincones, nos tocaba organizar el resto de nuestra estancia en Salta.

En un principio, la idea era tomar el famoso Tren de las Nubes que salía al día siguiente pero una vez que había leído sobre la zona del norte de Argentina había otras nuevas rutas que quería descubrir (y cuyo coste era infinitamente menor que los tickets del turístico tren) así que decidimos organizar los días con dos excursiones: una hacia el sur de Salta: al Cafayate pasando por la Quebrada de las Conchas y otra hacia el norte, hasta Humahuaca. Si no tienes mucho tiempo, es imposible (o, al menos, yo no encontré la forma de hacerlo) ir en transporte público por tu cuenta a ambos sitios y volver en el día así que o alquilábamos coche o recurríamos a las odiosas excursiones organizadas. Una vez más, la calculadora decidió por nosotros: tocaba excursión.

Preguntamos en unas cuantas agencias y los precios eran los mismos aunque en algunas de ellas afinaron más los precios por el conjunto de las dos rutas y como, en realidad, terminaban siendo el mismo viaje (literalmente) optamos por reservar las dos salidas con Tastil Viajes (las dos excursiones pagadas en metálico nos salieron por 440ARS por persona; unos 58€).

Ahora ya sí, tocaba disfrutar del ambiente salteño, donde íbamos con cuatro obligaciones enogastronómicas que no pensábamos dejar de cumplir:

  • Probar la empanada salteña
  • Beber el té de coca
  • Probar el torrontés que se hace en Cafayate
  • Disfrutar de la cerveza negra que lleva el nombre de la ciudad

Y, ahora, añadiría una más: disfrutar de la milanesa de la casa en el Jovi II, ¡espectacular!

Milanesa argentina

 

 

Argentina y Chile en tránsito :: Bus vs. Avión

¿Qué medio de transporte elegir para moverte en el interior del país? Teniendo en cuenta que la red de ferrocarril es casi inexistente en Argentina, las opciones se reducen al avión, el bus o el coche, ¿cuál elegir? Depende de diferentes factores y curiosamente, el dinero no es el motivo que decanta esta decisión. O, al menos, no es el principal…

Dinero

El bus entre Mendoza y Salta (empresa Andesmar, sólo ida y en primera clase) costaba 760 ARS (125€). El vuelo para ese trayecto con el airpass Visite Argentina nos salía por 150$ (120€). Bien es cierto que al pasar una noche en el autocar te ahorras tener que pagar el alojamiento pero, aún así, si optamos por el autocar no fue por el dinero que te podías ahorrar: la posibilidad de atravesar en carretera la sierra pampeana tenía su encanto y, además, así evitábamos el riesgo de que Aerolíneas hiciera un cambio en su previsión de vuelo y nos incordiara el resto del viaje.

interior autocar mendoza-salta

Horarios y trayectos

Los servicios de autocar en Argentina son muy amplios y con una extensa red de trayectos por lo que si tienes que unir dos puntos no muy turísticos, te será difícil encontrar muchos vuelos que cubran esa ruta y tendrás que optar por buses o, incluso, por la opción de alquilar un coche.

Tiempo

Teniendo en cuenta las enormes distancias, si no dispones de mucho tiempo para el viaje tendrás que optar por el avión. Si vas a tomar un autocar, intenta que haga la mayor parte del trayecto por la noche para perder el mínimo tiempo posible.

Comodidad/seguridad

Ya escribí en un post anterior mi opinión sobre Aerolíneas Argentinas. Se trata de aviones correctos y con mínimos extras, muy similares a los que conocemos en Europa pero los autocares argentinos no tienen mucho que ver con los que hay en España: tienen diferentes clases, los de primera son butacas con servicio cama, de cuero y con una inclinación de 180º. Las butacas van separadas con cortinas para mayor privacidad. Además, durante el viaje se sirve un menú caliente con vino (que, inesperadamente, estaba muy rico).

Interior autocar argentino

Sin duda, el viajero que pretenda moverse por Argentina tendrá que valorar seriamente la opción de los autocares de larga distancia: su comodidad y puntualidad hacen que el handicap de las horas de viaje no sea tan insalvable.

Argentina y Chile en tránsito :: Día 6, en Mendoza no todo es vino (pero casi)

El enoturismo en la zona de Mendoza podría dar para un viaje entero pero como no todo puede ser vino en este viaje y los días en esta zona llegaban a su fin, tocaba recorrer la agradable ciudad de Mendoza.

Fuente de Mendoza

No se trata de una ciudad monumental ni con excesivos puntos de interés pero cuenta con una variada oferta de ocio incluyendo salas de exposiciones, buenos restaurantes y encantadores parques para pasear.

Para orientarte en Mendoza la mejor referencia que puedes tener son las cuatro plazas que conforman un cuadrado perfecto. Se trata de la Plaza de San Martín, la Plaza de España, la Plaza de Italia y la Plaza de Chile. En medio de estas plazas y a distancia equidistante de las otras 4, se encuentra la Plaza de la Independencia. Es interesante recorrer estas cinco plazas y sus calles adyacentes (25 de mayo, Av. Mitre, 9 de julio…). En una de ellas se encuentra el Mercado Central, una visita genial para ver qué se cuece en la ciudad e incluso picar algo allí aunque si quieres darte una buena comida, dirígete a Anna Bistró, un precioso restaurante con terraza interior que, además, te ofrece menús asequibles.

También hay que sacar tiempo para curiosear en la historia de la Iglesia de San Francisco, ver una exposición en el Banco Hipotecario Nacional, terracear en el Peatonal Sarmiento o disfrutar de la elegancia del Pasaje San Martín.

Fachada Banco Hipotecario de Mendoza

Por último, es aconsejable subir al mirador del último piso del Ayuntamiento que tiene unas visitas a todo el conjunto de la ciudad, los Andes e incluso al Parque General San Martín (acceso gratuito).

¿Se ha acabado ya la visita a Mendoza? ¡Imposible sin probar algunos vinos más! Un buen sitio es Vines of Mendoza, una vinoteca que te ofrece catas de vinos argentinos de calidad de diferentes variedades.

Cata en Vines of Mendoza

Ahora sí, se acaba el tiempo en esta región. Un consejo: si tienes el tiempo del viaje muy ajustado, sácate el billete de salida antes de entrar en Mendoza porque si no lo tienes es fácil que caigas en el embrujo de esta región y te quedes allí mucho más tiempo del pensado (yo, sin duda, lo habría hecho).

Tras recoger la mochila en el hostel, vamos andando a la estación de autobuses. Desde allí sale nuestro autocar a Salta. Nos esperan 17 horas de carretera por delante…

El sol se pone tras los cristales del bus. Con mucha pena decimos adiós a esta maravillosa Mendoza. Toca poner rumbo al norte de Argentina, aún queda mucho por descubrir.

 

 

Lugares donde pasar el resto de mi vida: Soledad en Maramures

Los viernes viajamos con los recuerdos que nos dejaron lugares y momentos únicos, hoy vamos a…

Maramures, viaje al pasado

Hay lugares que, a pesar de estar cerca parecen muuuy lejanos. Es el caso de Rumanía, un país europeo que no suele entrar en nuestro primer listado de lugares a visitar pero que tiene tantísimo que ofrecer que bien merece replantearse esta lista y hacerle un hueco de honor. 

En el norte de este misterioso país se encuentra la región de Maramures, una zona de paisajes naturales excepcionales salpicados por sus peculiares iglesias de madera, consideradas por la UNESCO como Patrimonio Universal. Estas edificaciones son construcciones altas y estrechas y se encuentran dispersas en las zonas montañosas del país. Descubrirlas lleva todo un día pero cada una de ellas tiene una historia y unas características únicas que hacen que reservar un día a perseguirlas merezca la pena.

Amanecer en Maramures (Rumanía)

Pero, antes de calarte el gorro de viajero que quiere verlo todo, piensa en tu despertar en Târgu Lăpuș cuando aún la niebla no se ha desperezado, y el único sonido que escuchas es el del viento al colarse entre los almiares de heno. Sin duda, la cura perfecta de calma y tranquilidad que esta semana nos pide el cuerpo.

Argentina y Chile de la A a la Z: E de Empanadas

Empanadas: Los argentinos no se ponen de acuerdo si sus mejores empanadas son las tucumanas o las salteñas. Da igual, la empanada criolla argentina está deliciosa en todos los puntos del país y es una excelente (y económica) alternativa gastronómica que puede ahorrarte tiempo y dinero en todas tus comidas cuando viajes al país.

En general, hay tantos tipos de empanadas como rellenos se les ocurra a los cocineros: pollo, carne, maíz, jamón, huevo… aunque sólo existen dos formas de cocinarlas: al horno o fritas. Merece la pena probar ambas para ver las diferencias.

¿Y las empanadas chilenas? También son deliciosas. Una de las más conocidas es la de pino, que tiene carne, cebolla, aceitunas, huevo duro y hasta pasas.

En un viaje a estos países no podéis dejar de probar una de estas pequeñas delicias… o alguna más :)

Empanadas salteñas

Argentina y Chile en tránsito :: ¿Qué hacer con el dinero cuando viajas a Argentina? Consejos prácticos

La semana pasada veíamos en líneas generales cómo estaba la situación económica en Argentina en 2012. Hoy vamos a ver en qué influye esto al viajero a la hora de organizar un viaje por el país:

  • Cambio Pesos Argentinos: Actualmente es casi imposible conseguir pesos argentinos fuera de Argentina, así mismo es complicado hacerse con pesos en la propia Argentina debido al cierre de muchas casas de cambio. Todo facilidades, ¿verdad? (cuando leáis el punto de las tarjetas de crédito y los cajeros automáticos os daréis cuenta hasta qué punto no lo es…) Se hace imprescindible entrar al país con dinero en metálico y aunque los euros se pueden cambiar sin problema en las casas de cambio oficiales el cambio Dólar-Peso (al menos en noviembre de 2012) era más favorable que el Euro-Peso debido al redondeo, además, muchos restaurantes y agencias de viajes admiten dólares además de pesos por lo que es recomendable entrar con dólares al país.

Pesos argentinos

  • Cajeros automáticos: En noviembre de 2012 el máximo de extracción diario de un cajero era 2.000 pesos (unos 300€), ¿qué supone esto? Primero: que todos los cajeros argentinos aguantan diariamente enormes colas; segundo: que es factible que a las últimas horas del día no quede dinero dentro de los cajeros y tercero: teniendo en cuenta que la mayoría de las tarjetas de crédito de bancos españoles cobran comisión por sacar dinero en el extranjero y que lo hacen por operación (no sólo por porcentaje) hacen que esta opción para el viajero no sea demasiado interesante o, al menos, no pueda ser la única manera ya que, además de salir muy cara, puede darse el caso de que te quedes sin poder sacar dinero durante algunos días.
  • Tarjeta de crédito: Fuera de Buenos Aires, la mayoría de los comercios y hoteles no permiten el uso de las tarjetas de crédito o, de permitirlo, incentivan con descuentos el pago en efectivo. Por tanto, basar las finanzas del viaje en este sistema de pago es algo totalmente inviable. Además, conviene señalar que las tarjetas de chip no se aceptan en casi ningún sitio por lo que para intentar pagar con una tarjeta es necesario que esta sea de banda.
  • Uso de dólares: Existe un rumor bastante extendido que es que en Argentina el dólar funciona como si fuera la moneda principal. Si bien es cierto que el dólar es muy bien recibido en algunos estamentos del país también conviene saber que no se puede vivir -fuera de los destinos 100% turísticos- sólo con dólares. Se necesitan pesos para pagar los buses, en los supermercados, pagar entradas… hay veces que por muchos dólares que lleves en el bolsillo te puedes encontrar que no te sirven de nada.

 

Algunos consejos:

  • Mejor llevar dólares que euros.
  • Olvídate de la tarjeta de crédito o, al menos, que no sean tu única opción.
  • El mejor cambio está en las principales capitales (durante el viaje encontramos el mejor cambio en Mendoza, Buenos Aires y Ushuaia; el peor lo vimos en El Calafate).
  • Pagar con dólares te permite poder “regatear” el precio de algunos servicios/productos.
  • En este viaje más que en ningún otro: si tienes un amigo, tienes un tesoro. Si un conocido de confianza te puede facilitar el acceso al dólar blue de forma segura puedes conseguir un cambio muy beneficioso.
  • Para presupuestar tu viaje es mejor partir del cambio oficial porque nunca se sabe si podrás conseguir uno mejor.
  • Buenos Aires no es Argentina; es decir, no pienses que cómo se mueve el dinero en la capital es lo que vas a encontrar en el resto del país.

Lugares donde pasar el resto de mi vida: En el pueblo pesquero de Cámara de Lobos

Los viernes viajamos con los recuerdos que nos dejaron lugares y momentos únicos, hoy vamos a…

Cámara de Lobos, atardecer en el océano Atlántico

Sentémonos en cualquiera de sus terrazas a contemplar cómo se pone el sol tras este delicioso pueblo pesquero de la isla de Madeira y olvidémonos de esta lluvia que nos encierra en casa.

Al atardecer las barcas de colores pueblan la orilla de la bahía y sus casas encaladas empiezan a teñirse de múltiples colores.

Por si las preciosas vistas no fueran suficientes, en este pueblo se come uno de los manjares de la isla: el pez espada. Imprescindible probarlo si estás por ahí.

Atardecer en Cámara de Lobos

Vamos a darnos una última vuelta por la isla antes de volver a Madrid que Madeira es uno de esos lugares en los que pasar toda la vida.

Argentina y Chile de la A a la Z: D de Dólar Blue

Dólar Blue: La expresión de “dolar blue”, “cambio en blue”, es una manera de decir un cambio paralelo al oficial. En términos coloquiales podríamos decir que el dólar tiene un mercado oficial (intervenido fuertemente por el Gobierno), un mercado negro (contrabando, delitos, etc) y uno “blue” o paralelo que es usado por todos los argentinos con sus casas de cambio de confianza en la que obtienen un valor “más real” del dólar oficial.

Dólar representado en un cuadro

La realidad es que el mercado oficial no vende dólares (aunque nadie sabe qué norma lo impide, la realidad es esa), sólo compra dólares a 4,3 pesos por dólar. Para los argentinos tener el dinero en pesos les supone estar en manos de una posible intervención o Corralito que haga que sus pesos se devalúen de la noche a la mañana hasta dejarlos sin ninguna utilidad. Por eso están ahorrando (quienes pueden hacerlo) en dólares. Y dado que el mercado oficial no les vende dólares, han creado un mercado paralelo que les surte a un precio distinto (superior) del oficial de esos dólares.

La ventaja para quien quiere hacer la operación contraria (los viajeros) es obvia, si el mercado paralelo valora el dólar por encima del cambio oficial para el extranjero supone ganar casi un 40% más de pesos argentinos por los mismos dólares que ha traído (a día de hoy el dólar blue está cotizando en las calles de Buenos Aires a 7,65 pesos por dólar; cuatro meses antes -en el pasado noviembre- la cotización estaba ligeramente por encima de 6 pesos por dólar).

La cotización paralela, en cambio, no funciona con el resto de monedas pues no son monedas demandadas masivamente por los argentinos por lo que las posibilidades de negocio de las casas de cambio son muy inferiores.

 

Cumpleviajes

Cuando los años se cuentan con viajes, los cumpleaños se deben celebrar con nuevos proyectos viajeros.

¡Feliz cumpleviajes!

Guía de Grecia