Posts Tagged ‘ Transiberiano

DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO: M de Moscú

Diccionario del Transiberiano: Un pequeño repaso al viaje siguiendo el mapa del alfabeto.

Moscú, origen del Transiberiano

M de Moscú

Quedémonos con su sentido como origen. Por significar “comienzo”, por servir de línea de salida real en este imaginario recorrido.

Olvidémonos de su repercusión en la Historia mundial, de su corrupción, de ser la capital de un estado dudosamente democrático, de la diferencia de clases que te encuentras en sus calles, de su tráfico y sus prisas.

Si le quitamos la gloria y sus desgracias, Moscú aparece como una ciudad que está resucitando, que emerge y que promete borrar el gris de su paleta de colores y situar al blanco puro como su color corporativo.

Nuevos barrios que apuestan por el diseño, antiguas zonas rehabilitadas, lujo y cultura conviviendo… Una buena mezcla para despedirte de tierra firme durante unos días y emprender el viaje en tren a lo largo de ese inmenso país.

Moscú es una parte ineludible del Transiberiano. Parece el origen perfecto, un escenario del que disfrutar antes del viaje y suspirar de alivio cuando, sentado en el tren, dejas atrás esa ciudad.

DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO: L de Libro

Diccionario del Transiberiano: Un pequeño repaso al viaje siguiendo el mapa del alfabeto.

Moby Dick lectura Transiberiano

L de Libro

Elegir el libro que meter en tu mochila es, en cualquier viaje, una decisión importante pero cuando tienes ante ti 150 horas de tren, esta elección se vuelve extremadamente vital. Hay que saber hacerse acompañar por una buena historia que aporte al viaje y te distraiga.

Para hacer el Transiberiano elegí un libro mítico. Una gran aventura. Un libro que parecía haber sido escrito para ser leído sobre los raíles del Transmongoliano: Moby Dick.

Quizá allí estuvo mi error: en intentar leer sobre un gran viaje mientras hacía real otro gran viaje. El viaje dentro del viaje, el metaviaje. La realidad y la literatura se enfrentaban. No funcionó.

DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO: K de Kupe

Diccionario del Transiberiano: Un pequeño repaso al viaje siguiendo el mapa del alfabeto.

Interior compartimento clase Kupe

K de Kupe
La segunda clase o Kupe es una de las categorías más habituales entre los viajeros extranjeros que realizan este viaje y de la cual ya hablé en este otro post

Estos compartimentos son para cuatro personas, están separados del pasillo por una puerta y constan de su propia mesita. Según el tipo de tren pueden llegar a tener enchufes, televisión, papelera u otros pequeños lujos.

Debajo de las literas inferiores hay espacio para las mochilas y también en la parte superior, en lo que sería un altillo sobre el pasillo.

Hablar de Kupe no implica un estándar de calidad ya que ese lo marca el tren pero sí indica en qué condiciones viajaras dentro del tren elegido.

Las diferencias de precios entre clases en los trenes son muy significativas por lo que elegir una u otra hace que tu presupuesto se duplique o divida por dos. Pero, teniendo en cuenta la cantidad de horas que pasarás en el tren también hay que plantearse que no sólo se puede decidir con los € en mente.

DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO: J de Jamón (y otras cosas útiles que llevar desde España)

Diccionario del Transiberiano: Un pequeño repaso al viaje siguiendo el mapa del alfabeto.

Transiberiano: objetos útiles

J de Jamón (y otras cosas útiles que llevar desde España)

Aunque nadie muere de hambre ni de deshidratación durante el viaje gracias a que en todas las paradas existen mini-tiendas en las que adquirir las cosas más imprescindibles y, por supuesto, a que en San Petersburgo, Moscú, Irkutsk o Ulan Bator existen enormes supermercados en los que abastecerse para las largas jornadas de tren, sí hay cosas que puedes llevar desde España y que te serán útiles.

Por ejemplo, para las comidas necesitarás ir provisto de un vaso/cuenco que aguante bien el agua hirviendo y cubiertos, la leche en polvo es difícil de obtener allí y resulta bastante útil para preparar té y café. En el tema de higiene tanto las toallitas húmedas, como los desinfectantes de mano, el papel de wc o las bolsas de plástico son objetos aconsejables de incluir en la mochila. Aunque las sábanas que te dan en los trenes suelen estar limpias no viene de más incluir un saco sábana en el equipaje, tapones y antifaz para que no te molesten los vecinos que roncan y la luz de las lámparas de otros viajeros, una faltriquera para llevar los documentos importantes y el dinero siempre encima y un ladrón con varios enchufes para aprovechar al máximo los escasos puntos de electricidad. Y, para el día a día en el tren, merece la pena ir con un juego de cartas, algún móvil/tablet o mini-portátil con películas y algún aparato para escuchar música.

Y si volvemos a la letra que nos incumbe, la j, y al jamón que la representa, muchos pensarán que no es ni mucho menos un objeto imprescindible para el viaje y que sólo es un lujo para nuestro paladar delicado pero eso es porque no se ha pensado en su faceta diplomática y es que el jamón siempre ayuda a crear conversaciones en el compartimento y te hace quedar como el compañero-anfitrión perfecto y todo eso gracias a unos pocos gramos de cerdo curado :-)

DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO: I de Idioma

Diccionario del Transiberiano: Un pequeño repaso al viaje siguiendo el mapa del alfabeto.

Diccionario Transiberiano Tienda de Churros en China

I de Idioma

Ruso, mongol, chino y, por supuesto, algo de inglés. Esos 4 idiomas son los básicos del viaje pero en el tren se cruzarán, además, los Bonjour, los Ciao y los Hola en un amasijo de lenguas propio de la ONU aunque la principal, una vez más, será la sonrisa y los gestos que te permitirán mantener una conversación con una madre y un hijo que no saben ni una palabra fuera de su ruso materno o que hará posible que juegues a las cartas con el conductor de tu coche en Mongolia.

Si quieres ir preparado para este crisol de lenguas tienes las guías de conversación que las principales editoriales de viajes venden y que pueden sacarte de algún apuro. Las nuevas tecnologías también pueden salvarte de momentos difíciles si llevas en tu dispositivo unas cuantas apps de traducción y diccionarios visuales que no pesan, ni ocupan y siempre van a estar en tu bolsillo.

DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO: G de Gente

Diccionario del Transiberiano: Un pequeño repaso al viaje siguiendo el mapa del alfabeto.

Compañeros del Transiberiano

G de Gente

Desde los jóvenes mochileros que dan la vuelta al mundo y que son la imagen típica del viajero que hace este trayecto, a parejas de luna de miel, cuñados que se han independizado de sus mujeres, un grupo de señoras de la tercera edad o habitantes locales que hacen pequeños tramos del recorrido como si de un tren de cercanías se tratase.

Con todos ellos, y muchos más, compartí mi viaje y de todos ellos saqué horas de conversación que se han convertido en la banda sonora de este viaje. Y es que, aunque digan que es un viaje de trenes, es más bien un viaje de personas. De muchas personas con nombre y apellido a las que te une una distancia, un paisaje y un deseo: ir, moverte, llegar: viajar.

DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO: F de Frontera

Diccionario del Transiberiano: Un pequeño repaso al viaje siguiendo el mapa del alfabeto.

Frontera mongola

F de Fronteras

Este viaje es un abrir y cerrar fronteras como si de un pasillo lleno de puertas se tratase.

En la inmensidad del continente asiático, estas tres fronteras terrestres sirven para poner una hipotética línea de meta y salida a cada uno de los tramos.

Comienzas abandonando Helsinki y entrando en Rusia. El tren se detiene, varios guardias fronterizos rusos acceden al vagón, piden a los viajeros su pasaporte con el visado, la pequeña hoja de acceso completada y que identifiquen su equipaje. En menos de 10 minutos el tren vuelve a rodar, esta vez en territorio ruso.

Será la última vez durante el viaje, que entrar (o abandonar un país) sea una cuestión rápida y sencilla.

La siguiente frontera vuelve a ser la rusa, esta vez para salir de su territorio camino de Mongolia.

La realidad dice que es un proceso aburrido; muy aburrido. La leyenda habla de robos, chantajes y problemas. La verdad es que con llegar cargado de paciencia, buena compañía y algo que ayude a pasar el rato es suficiente: ni sellos de los hoteles, ni registros de las mochilas, ni preguntas. La mafia rusa prefiere acampar en las ciudades a infiltrarse en las fronteras.

Después de horas de espera y cuando por fin parece que has dejado atrás la burocracia rusa, te encuentras con la frontera mongola. Ya has sido autorizado a abandonar Rusia, ahora sólo queda que te admitan en Mongolia. Y, por supuesto, lo harán… pero antes tendrás que esperar un par de horas más, volver a completar el mismo formulario de siempre y mirar sonriente a los funcionarios que intentan encontrar semejanzas y diferencias entre la personita de la foto de tu pasaporte y tu misma.

Salir de Mongolia es más rápido que entrar, quizás para compensar las horas que estarás en la frontera China. Toca cambiar de bogies, elevando para ello, uno a uno, a todos los vagones que conforman el tren. Por supuesto, volverás a escribir los mismos datos de siempre, volverás a identificar tu mochila y mirarás al funcionario hasta que este decida devolverte el pasaporte y dejarte entrar a los aposentos de su país. En este viaje, hay tantos guardianes de las llaves como controles fronterizos te encuentras y es que, no lo olvidemos, por muy lejos que estés el Transmongoliano es un viaje que te lleva de puerta a puerta.

DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO: E de Electricidad

Diccionario del Transiberiano: Un pequeño repaso al viaje siguiendo el mapa del alfabeto.

Imagen de un televisor en un tren Transiberiano

E de Electricidad

Cualquier viaje tiene un punto de desconexión ansiada pero… sólo un punto. Por eso buscas (y en los trenes, encuentras) medios para seguir conectado.

Recargar un teléfono aunque sea simplemente para hacerte de despertador; o enchufar un portátil que te permita escribir sobre el viaje o ver películas y, por supuesto, tener la batería de la cámara de fotos siempre a punto; son tres pequeños vicios que llevamos desde casa y que podemos satisfacer ya que en todos los trenes hay enchufes disponibles e, incluso, algunos compartimentos cuentan con un enchufe dentro del mismo.

Como a veces los enchufes no son suficientes, es recomendable llevar un ladrón para poder conectar más de un dispositivo a la vez o, mejor aún, un alargador que te permita acercar la fuente de energía a tu compartimento para no tener que estar pendiente de lo que has dejado cargando en el pasillo.

DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO: D de Dinero

Diccionario del Transiberiano: Un pequeño repaso al viaje siguiendo el mapa del alfabeto.

Transiberiano dinero divisas

D de Dinero

En la maleta del Transmongoliano es imprescindible incluir tres visados y, según lo perfeccionista, cómodo y calculador que se sea, muchos añadirán tres divisas a ese equipaje. El dinero, en este y en cualquier viaje, es, desgraciadamente, un asunto. que hay que planificar antes de salir de casa.

Puedes plantearte tres alternativas:

1) Depender de una tarjeta de crédito. Para ello es imprescindible que calcules las comisiones que los bancos emiten cuando sacas dinero en un cajero extranjero y, sobre todo, que seas previsor para ciertas partes del viaje en las que no es fácil encontrar cajeros, por ejemplo durante la vida en el tren, en zonas del Lago Baikal y, especialmente, en Mongolia.

2) Llevar tu presupuesto en una única divisa que sea fácil de cambiar como es el caso de los euros y los dólares. Este verano, el cambio en Rusia era mejor para el euro mientras que, por el contrario, en China interesaba hacer el cambio en dólares. Luego no hay que olvidar que en Mongolia la moneda que usarás, mucho más que sus anecdóticos tugriks, es el dólar.

3) Dividir el efectivo que vayas a llevar entre dólares y euros y, además, llevar cambiada desde tu país de origen una pequeña cantidad de rublos y yuans que te permita poder pagar un medio de transporte o una comida el día que llegas a cada país sin necesidad de tener que buscar antes un banco. El cambio de ambas moneda en España es bastante malo pero merece la pena cambiar algo desde aquí ya que las estaciones de tren rara vez tienen casa de cambio de divisas y los horarios de muchos trenes hacen imposible encontrar una abierta en el pueblo al que hayas llegado.

 

Para ayudarte durante el viaje a saber lo que estás pagando por cada cosa, hay una serie de aplicaciones como XE Currency que te facilitan saber el cambio de cada divisa en todo momento.

DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO: C de Compartimento

Diccionario del Transiberiano: Un pequeño repaso al viaje siguiendo el mapa del alfabeto.

Transiberiano compartimento

C de Compartimento

Aunque está en la ce, esta entrada bien podría haber sido ubicada en la letra eme de mundo y es que, durante los días que dura tu viaje, el compartimento que te ha sido asignado en suerte se convierte en tu fortaleza, tu cosmos; en todo tu ecosistema y radio de acción.

Por supuesto, visitarás otros compartimentos, te dejarás ver por el vagón-restaurante y zumbarás por los pasillos del tren pero, siempre, tus pasos te devolverán al asiento que durante esos días te pertenece, el que defenderas ante todos y al que terminarás odiando o amando.

El compartimento, a medida que pasas horas en él, va transformándose según tu relación con él. Al mismo tiempo, tú te vas adaptando a sus características. Y es que, cuando los viajeros suben al tren todos los compartimentos parecen iguales pero kilómetro a kilómetro, los compartimentos empiezan a mutar y terminan siendo como estancias independientes y únicas.